lunedì 17 luglio 2017

El Universal
(Ledis Caro D.) En un mes, a más tardar, concluirán las obras de restauración de la catedral Santa Catalina de Alejandría, cuya nave central estaba en tan mal estado que tenía más del 90 % de la madera podrida.  Lo que sí es seguro es que el máximo templo del catolicismo en esta ciudad estará listo para la visita del papa Francisco el próximo 10 de septiembre. Los trabajos debieron hacerse por etapas ante la falta de recursos económicos de la Arquidiócesis de Cartagena y de apoyo de entes como el Distrito de Cartagena, que hasta ahora no ha hecho su aporte para recuperar ese patrimonio de los cartageneros y de toda la humanidad. (...)